You are currently browsing the monthly archive for octubre 2007.

Siguiendo con mi vena poética, o lo que es lo mismo… Cosas que luego me avergonzaré de haber colgado.

Ven, y quiebra de un golpe

el aire que me envuelve.

Irrumpe con un grito,

sin un permiso, ni un perdón.

Acércate y desgarra mi sombra,

con el filo de una navaja

o con el abismo afilado

de tu piel contra la mía.

Deja pasar la luz del sol,

que ardan los colores

y revienten en el aire

de carmín y de turquesa,

como flores en las estrellas.

Hace 3 meses que no escribo. Siempre pensé que un blog se convertía en una bitácora de solipsismo mediocre si uno escribía sin tener nada que decir. Podría haberos hablado de los libros que he leído, de las cosas que me han pasado, de como las cosas que nos parecen tristes, son buenas y son necesarias a veces, como una serpiente que cambia la piel para volver a nacer. Pero para qué, vosotros, los que siempre estais ahí ya lo sabéis todo. Os transcribo un poema que le escribí esta mañana a un desconocido, porque quizás esto sí es relevante o al menos es distinto…

Corta con tus dientes la flor de mis labios,
sacude en el frío mi vientre
y derramaré sobre tu piel
mi consciencia.
Seré como un animal herido,
exaltado, exultante y acorralado,
presa fácil de tus dedos en mi espalda,
presa ansiosa de rendirle a tu boca
mi garganta.
Jadeante, derrotada reina vengativa,
cubriré tu noche con un manto oscuro,
y en la piel de tus caderas,
abriré con mis manos
caminos de luz y de estrellas.