Esto es un comienzo, el comienzo de algo que como todas las cosas hermosas nació de una casualidad, de un estado de ánimo una noche cualquiera, de una corazonada tan profunda que sólo podía ser cierta. Nos pasamos la vida tomando decisiones, una detrás de otra en una cadena interminable que al final termina hablando de quienes somos. ¿Qué somos? somos lo que hemos elegido, nada más. Necesitamos creer que existe un camino, una senda trazada, por donde podemos andar sin perdernos. Nuestro sentido común sólo sabe distinguir entre lo correcto y lo incorrecto, entre la luz y las sombras, aquí está el camino y esto es el bosque. Pero las decisiones que hacen de la vida algo que merece la pena, son las decisiones que tomamos con el corazón y con las entrañas, con los ojos cerrados y en un salto de fé. Cógeme porque tengo miedo de caer si tú no estás.

Anuncios